Los objetos de esta serie, imágenes zoomórficas, casi irreconocibles pero cercanas al nomenclátor de la botánica y la zoología, son proto seres que toman las huellas del lugar para conformarse a sí mismos.
La identidad y la memoria de ellos está marcada por los lugares, el territorio que contextualiza la vida de la artista. Lo que la artista descubre-recoge como testimonios-huella de lo arqueológico son los fragmentos que se entremezclan, como una rápida genética nacen a la luz y preguntan, de nosotros mismos, del lugar de pertenencia.
A su vez el hecho de los materiales usados (mezcla de  naturales e industriales) nos dan la idea de un híbrido, un ser de las fronteras, que alude a la naturaleza y también a los agentes que la están destruyendo. Lo químico muta en articulación orgánica de las piezas (espuma expandida). Lo natural se resignifica, ya no tienen la misma función que en su hábitat o identidad original.
Los objetos en algunos casos se asemejan a amuletos utensilios religiosos, esos que los arqueólogos buscan y ayudan a descubrir el lenguaje simbólico de las comunidades. En este caso la artista asume el rol de arqueóloga y en su mirada atenta hacia lo fósil, la huella, el documento, se presentan los fragmentos de historia que recoge y reordena en las nuevas identidades. 
Esa historia con minúsculas, una microhistoria que suma a las capas de la historia del lugar. La singularidad de los planteos en cada objeto y la mirada global sobre el conjunto de objetos, es lo que Juanena nos invita a ver.
Un área cultural es una región habitada por pueblos que comparten varios elementos en común (por ausencia o presencia de sistemas culturales y mas allá de las etnias), esta intervención delimita una geografía dinámica y expandida a través de la intervención de estos objetos, mutantes y post apocalípticos. Estos no clasifican dentro de los parámetros clásicos de lo antropológico. No tienen cabeza, cola, vientre, dorso, formas que nos ayuden a entender de donde vienen. Los elementos que conjugan (ramitas, hojas, restos fósiles, cerámica, espuma expandida, piel, etc.) generan un estado de vulnerabilidad porque no son reconocibles, clasificables. Ese estado plantea lecturas polisémicas, no serían muy reconocibles como objetos de arte clásicos. El hecho de que además intervienen los espacios, los trayectos, los circuitos, y obligan al espectador a descubrirlos y reflexionar, no solo sobre la obra en sí, sino sobre las posibilidades del arte.
Una biodiversidad, un numero de especies en un ecosistema que es la metáfora. Ápteros, reina, soldado, obrero, alas finas y plegadas, pinzas, agusanados, vertebrales, protomórficos, antenados, mandibulados, etc. Alfredo Torres se refiere a las primeras obras de Juanena (pinturas abstractas muy vinculadas en sus formas con estas piezas) como " un coro de germinantes semillas (...) la práctica del desconcierto adquiere niveles de abrumador artificio cuando esos ejemplares vegetales alientan el deseo de una imposible transmutación animal..." 
 http://desigualdadeltiempo.blogspot.com/
Dentro de la teoría del caos existe un concepto llamado "efecto mariposa· que podría vincularse con estas piezas. En las condiciones de un determinado sistema evolutivo caótico, una variación de ello puede provocar el origen de formas evolucionadas de forma diferente. Ese efecto también es una metáfora en esta obra porque el simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo. Y esa mirada de Juanena sobre la arqueología que la rodea en su camino es un aleteo, un efecto mariposa.  (Fernando Lopez Lage)

4 comentarios:

  1. ángela, me autorizas a utilizar alguna de tus obras en mi blog? por supuesto poniendo que son tuyas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. si mas bien , me encantaria pronto voy a subir mas que estoy preparando para una expo
    dale
    beso

    ResponderEliminar
  3. gracias
    sobre tu pregunta , si el acrílico le hice yo, si, toda la obra que no ponga autor y veas en mi blog es mia, dibujo desde hace años, me encanta el dibujo, el acrilico llevo año y medio soltándome con él, este setiembre espero aprender algo de acuarela.
    Tenía pánico al color
    te contaré que soy daltónico...no en grado alto
    pero confundo verdes y marrones sobre todo, y determinados azules con malvas... en fin un desastre

    ResponderEliminar
  4. Mi padre tambien era daltónico, para mi es muy loco .
    (Aveces pienso que muchos de alguna manera somos daltónicos...)
    Esta bueno que le saques provecho....

    ResponderEliminar